27 jul. 2016

Comentario de un lector - Commentaire d'un lecteur

Chère Denise,

gracias por haber escrito, por haber compartido tu viaje, por haber escrito Viaje en Blanco y Azul, por haber enseñado que es posibile tomar consciencia, y renacer a sí mismos.

En cuantas cosas me reconozco. En el haber vivido casi toda mi vida con rabia, con rencor, con odio... En el haber vivido una vida que no era mi propia vida [...] En el marcharme al extranjero llevandome solo dos maletas para poder hacer en cualquier momento marcha atrás... Por fin, en el deseo de seguir un camino recto y sencillo... y de tener un hogar, mi hogar.

[...]

Ahora soy yo el unico padre del niño herido que todavia llevo adentro, que está empezando a sanarse, y a darme las gracias.

Además, me he dado cuenta de que me siento igual de extranjero en Italia que en otros paises. Haber nacido aqui y hablar italiano es una pura casualidad. No soy de aqui, ni soy de ningun otro sitio. Entonces, ¿donde está mi hogar? Como tu dices, está dentro de mi cuerpo. Todo depende de mi, no de donde me encuentre. Al final, soy de donde estoy.

Roberto Parisini, traductor 

Gracias, Roberto.